Entrevistas NMWA – CHILE

Antoinette Bouzonnet Stella, The Entrance of the Emperor Sigismond into Mantua, 1675; Engraving on paper, 6 ½ x 15 ¾ in.; Gift of Chris Petteys
Gastón Ormazábal: “Me entusiasmó la idea de compartir las iniciativas de la Fundación Hildegard Behrens con mi país natal”

Gastón Ormazábal: “Me entusiasmó la idea de compartir las iniciativas de la Fundación Hildegard Behrens con mi país natal”

En esta edición, compartimos la entrevista realizada a nuestro socio y miembro del Comité Asesor, Dr. Gastón Ormazábal, destacado científico chileno y promotor de las artes, quien reside en Nueva York desde hace décadas.

Gastón Ormazábal PhD. es un renombrado científico del ámbito de las ciencias de la computación y las telecomunicaciones*, con una destacada carrera en el mundo académico y profesional. Sin embargo, detrás de este “hombre de ciencias”, hay mucho más. Apasionado y gran conocedor de la ópera, es integrante del Directorio de la Youth Orchestra of the Americas– YOA; y fundador y presidente de la Fundación Hildegard Behrens, organización que nace para mantener vivo el legado de la célebre soprano alemana.

El Dr. Ormazábal fue amigo cercano a la artista, quien ha sido reconocida como una de las cantantes Wagnerianas más grandes del siglo veinte. “Hildegard fue más que nada una mujer de un intelecto avasallador y extraordinariamente emprendedora, lo que le permitió llegar a desarrollar una visión humanista de vida que fue una inspiración para todos aquellos que tuvimos el privilegio de conocerla íntimamente” afirma el científico.

“Era una creadora de caminos, en el sentido que todo lo hizo contra la corriente prevalente en ese momento histórico de su país natal, la Alemania de la post-guerra. Estudió en profundidad todas las artes clásicas y se tituló de abogada de la Universidad de Freiburg, cuando muy pocas mujeres lo hacían, con la idea de contribuir a cambiar el mundo a través de la justicia. Sin embargo, las artes y en particular el canto eran su verdadera pasión. Siendo ya madre y criando sola a un pequeño hijo, decidió partir de cero, y comenzar la aún más difícil carrera de cantante de ópera. Estaba predestinada a llegar rápidamente a la cima del mundo operístico, cantando los papeles más difíciles y profundos del repertorio heroico, no solo con una voz espectacular, sino también con una comprensión del mensaje humanístico que sus papeles representaban, y que quizás no se había visto nunca antes en los escenarios de la ópera”, complementa.

Celebrar la vida y obra de esta destacada artista, a quien el New York Times llegó a calificar como una “supersoprano”, fue la razón que llevó a Gastón Ormazábal a impulsar la creación de la Fundación, un año después del fallecimiento de la cantante.

¿Qué acciones realiza la Fundación Hildegard Behrens para promover el desarrollo de nuevos talentos musicales?

El propósito principal de la fundación es apoyar a jóvenes músicos, tanto a cantantes como instrumentistas. La principal condición es que los ganadores devuelvan de alguna manera a sus comunidades originarias lo que han aprendido a través de las becas. Así nació en la YOA el concepto de Global Leaders: músicos que después del año en la Orquesta vuelven a sus comunidades en América Latina y, asumiendo posiciones de liderazgo como “artistas-docentes”, se esfuerzan en desarrollar nuevos talentos locales. La idea es continuar el ciclo del desarrollo de futuras generaciones de artistas, y a la vez mejorar la calidad de vida y el nivel cultural en comunidades de escasos recursos. No es sorprendente que una buena parte de los ganadores de nuestras becas hayan sido jóvenes mujeres, algunas que ya tienen extensos currículos en el campo humanitario, además del éxito artístico.

Desde su experiencia como promotor de las artes y científico ¿Qué medidas han sido las más exitosas para promover la equidad de género a nivel profesional, tanto en el mundo de las artes como en el de las ciencias?

Cuando llegué a Harvard como estudiante de física a mediados de los años 70, no había ninguna mujer en el departamento. Después de todo, Harvard recién empezaba a admitir mujeres en la universidad. Una vez licenciado, me fui a hacer el doctorado a Columbia. En mi departamento había solo una mujer y paradójicamente era una chilena: Cristina Depassier, hoy profesora titular de la Facultad de Física de la Universidad Católica.

Una vez titulado, comencé a trabajar como científico en los Laboratorios Bell -entonces de AT&T- y después a los Laboratorios de Verizon, y ahí empecé a notar una marcada política a favor de desarrollar y promover a mujeres en cargos de liderazgo, tanto en el ámbito tecnológico como administrativo. Por ejemplo, Carly Fiorina, actual candidata presidencial, estaba recién empezando su carrera en alta tecnología. El resultado es que hoy muchas de estas grandes empresas americanas ya cuentan con cuadros directivos constituidos significativamente por mujeres. Actualmente en el departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad Columbia, el 30% de los académicos son mujeres, incluyendo a decanos. El porcentaje es muy similar en la Universidad de Luxemburgo. Soy también co-presidente de una conferencia internacional de alta tecnología, y una de los otros co-presidentes es una mujer. ¡Las cosas han cambiado mucho desde que yo era estudiante!

En el arte, una carrera que estaba prácticamente vedada a mujeres, era la de director de orquesta. En efecto, en la Filarmónica de Viena no hubo ninguna mujer en el ensamble hasta los años 80. Hoy hay magnificas directoras de orquesta mujeres, incluyendo una cátedra en Juilliard, dirigida por Jane Glover. Esto es el resultado del trabajo que han realizado mujeres extraordinarias, pioneras, que han abierto caminos para las nuevas generaciones como la misma Hildegard Behrens, junto con políticas específicas impulsadas para promover la equidad de género. Creo que esa combinación de factores siguen siendo las claves del éxito en este tema.

¿Por qué le interesó formar parte del Capítulo Chileno del NMWA?

A través de mi labor como miembro del directorio de la YOA, llegué a conocer a dos extraordinarias mujeres chilenas, Drina Rendic y Teruca Martínez, quienes me entusiasmaron con la idea de compartir algunas de nuestras iniciativas de la Fundación con mi país natal, lo que me pareció espectacular. En 2012 apoyamos a la Primera Dama Cecilia Morel en el tour que hizo la Fundación de Orquestas Juveniles a Europa. En 2014, apoyamos el Concurso de Canto Lírico Mujeres en la Música, que fue organizado por el Capítulo Chileno del National Museum of Women in the Arts, y que culminó con un magnifico concierto en la sede matriz del museo en Washington DC, de la ganadora, una joven y muy talentosa soprano chilena, Yaritza Véliz.

*Gastón Ormazábal es Ph.D. en Particle Physics. Desarrolló una exitosa carrera como científico de la empresa Verizon. Actualmente es Investigador Senior del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Columbia, Estados Unidos y Research Fellow en la Universidad de Luxemburgo. También es miembro del directorio del Centro de Tecnología Avanzada en Telecomunicaciones (CATT), de la Universidad de Nueva York.

Auspiciadores

Agradecimientos Especiales

Colaboradores

    • Andrea Cuomo
    • Andrés Rodríguez Perez
    • Cecilia Echeñique
    • Comité Calificador de Donaciones Culturales
    • Embajada de Chile en Estados Unidos
    • Estela F. Garafulich Adult Literacy Programe
    • Francisca Florenzano
    • Javier Mendicute
    • Javiera Parada
    • Jurado Concurso de Canto 2014-15
    • Jurado Concurso “Mujeres en la Musica II”
    • Jurado Final “Cartas de Mujer”
    • Jurado Preseleccion “Cartas de Mujer”
    • Kingston Family Vineyards, Casablanca Valley
    • María José Viera Gallo
    • Mario Agliati
    • Michelle Landa
    • Nieves Edwards
    • Roberto Sepúlveda
    • Rodrigo Espinosa
    • Teatro Corpartes 660
    • Ximena Sahli
    • Viñamar y Castillo de Molina
    • Viña Veramonte

MEDIA PARTNERS 2014-2015