Denise Treizman artista nominada en Florida

Denise Treizman es nominada por el Museo de Orlando

El Museo de Orlando nominó a la artista visual chilena Denise Treizman al Florida Prize of Contemporary Art, que entrega la entidad, junto a otros nueve artistas.

La artista cuenta que se sintió muy sorprendida al conocer la noticia y lo valorado que era su trabajo en Estados Unidos, ya que se trata de uno de los reconocimientos más relevantes de ese país.

Treizman tiene agendadas además sus primeras exposiciones individuales en museos en los próximos años: el Museo de Arte de Coral Springs en Florida, en el 2024 y en el Museo de Arte de Wiregrass, en Alabama, el año 2025.

En Chile, Denise fue la gestora y creadora del proyecto “FUTBOLisARTE” en 2010, en el que se realizaron obras a partir de los botines de los seleccionados chilenos que participaron en Sudáfrica, rematados a beneficio de la reconstrucción de un proyecto en la ciudad de Constitución, tras los daños del terremoto.

Su trabajo también ha sido exhibido en otros países como España, Alemania, China y Argentina. Y con relación a Estados Unidos, ha tenido muestras en PROTO GOMEZ Gallery, Wave Hill, El Museo del Bronx y Cuchifritos Gallery en Nueva York. Además de LVL3 Gallery en Chicago, de la Universidad Estatal de Penn State en Pensilvania y la Universidad Estatal de Illinois en Illinois.

Treizman también ha realizado prestigiosas residencias artísticas. Entre ellas, la del museo Mass MOCA en North Adams, Massachusetts, la Residencia Internacional de Artistas de la Fundación NARS, Brooklyn, Nueva York, el Triangle Workshop en, Salem, Nueva York, la Residencia ACRE en Steuben, Michigan, la Residencia Ox-Bow, Saugatuck, Michigan, y la de Vermont Studio Center en Johnson, Vermont, entre otras.

En 2015, fue becaria del programa “Artista en el Mercado” del Museo del Bronx, que culminó con “The Bronx Calling”, una bienal en el museo. Ese mismo año, Treizman obtuvo una residencia en el prestigioso programa Elizabeth Foundation for the Arts Studio en la ciudad de Nueva York, donde desarrolló su trabajo hasta 2019. Actualmente, es residente en el Laundromat Art Space de Miami.

A través de una práctica de búsqueda, recolección y reutilización, la artista chileno-israelí examina críticamente el hiperconsumismo, consciente a la vez de que participa cuidadosamente en este sistema y depende, como persona y creadora, de los bienes comerciales.

Al haber vivido en ciudades densamente pobladas (Londres, San Francisco, Nueva York, Haifa y ahora Miami), Treizman integra en su práctica la cultura del descarte. «Mientras trabajo en la calle o en el estudio, examino cómo cualquier fragmento sin valor puede transformarse en una experiencia artística inesperada», comentó la artista a Artishock.

La producción y el desperdicio de bienes en exceso, “necesidades inventadas”, como le gusta llamarlas, ha sido la base de su trabajo desde 2010, cuando pasó su primer verano en la ciudad de Nueva York.

Su práctica se desarrolló durante sus estudios de maestría en la School of Visual Arts de Nueva York. Inicialmente, fue pintora abstracta. Tras cambiar su enfoque de la pintura a la escultura, empezó a hacer arte que incorporaba y respondía a objetos y materiales encontrados y en desuso.

Continuó su carrera en Nueva York durante nueve años, seguidos de dos en Haifa, Israel, antes de llegar a Miami, donde vive y trabaja actualmente.

Treizman señala que no hace su escultura con objetos encontrados, sino a partir de objetos y materiales que acumula. Recoge cosas que tienen cierta resonancia y relevancia con respecto de la naturaleza de su obra, sin saber cuándo o cómo se utilizarán en un momento determinado.

Con una mirada lúdica y sofisticada, Treizman ensambla esculturas explosivamente enérgicas, que se tambalean al borde del caos, pero que se resuelven en hermosas declaraciones expresivas.

Fuente: El Mostrador Cultura y Artishock