Retrato de la escritora María José Ferrada, en Berlín, Alemania, donde reside temporalmente.Créditos: Rodrigo Marin

María José Ferrada, Premio Cervantes chico 2021

La literatura chilena da otro paso adelante en materia de reconocimientos internacionales. La escritora, periodista y máster en Estudios de Asia-Pacífico María José Ferrada (Temuco, 1977) sumó un nuevo premio a su obra al ser reconocida junta con la escritora española Mar Benegas por la Cátedra Iberoamericana de Educación de la Universidad de Alcalá y la Organización de Estados Iberoamericanos con el Premio Cervantes Chico Iberoamericano 2022, que se entrega anualmente desde 1992 a autores de literatura infantil y juvenil en lengua española. Ferrada cuenta con una extensa obra para el público infantil, traducida a varios idiomas; en 2021 obtuvo el Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil y en 2018 el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños, otorgado por la Fundación para las Letras Mexicanas y Fondo de Cultura Económica. Su nombre se agrega así a una lista bien poblada de autores españoles como Juan Muñoz, Gloria Fuertes, Elvira Lindo, Ana Alcolea, Jordi Sierra i Fabra, Laura Gallego, Francisco de Paula Fernández González (conocido como Blue Jeans) y Roberto Santiago, y en la que figuran la ecuatoriana Edna Iturralde de Howitt y la panameña Hena González de Zachrisson, entre otros.

Los premios fueron anunciados el 30 de junio. “Un reconocimiento siempre es algo que alegra y que se agradece -dice Ferrada a LA NACION-. Eso sin olvidar nunca que detrás de eso están los niños y niñas que han leído mis libros y han hecho posible que yo trabaje en este oficio. El primer agradecimiento es siempre para ellos. Y luego, a las organizaciones, en este caso el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, la Organización de Estados Iberoamericanos y la Universidad de Alcalá que han creado este reconocimiento especial que celebra la literatura infantil que se escribe desde Latinoamérica. Estamos, y hablo en plural, porque somos muchos autores y autoras, trabajando por hacer una literatura en la que niños y niñas reconozcan sus acentos, su paisaje y también su historia. Así que muy agradecida”.

Es autora de más de cincuenta libros para niños; en La tristeza de las cosas, con ilustraciones del español Pep Carriónarra a partir de una taza de café abandonada en una cocina la historia de los más de tres mil chilenos desaparecidos entre el golpe de Estado de septiembre de 1973 y mediados de la década de 1980. Espantamiedos, con ilustraciones de la chilena Karina Letelier, intenta poner fin a los temores infantiles con poesía. También publicó libros de comunicación aumentativa (con pictogramas) y en braille para niños con necesidades especiales. En 2021, impulsó un programa para fomentar la lectura entre los niños de la Enseñanza Básica, para explicar la Declaración Universal de los Derechos Humanos con cuentos infantiles. Como muchos escritores, Ferrada autoeditó su primer libro, Doce historias minúsculas de la tierra, el cielo y el mar, en 2005. Muchos de sus libros fueron publicados en España y México antes que en Chile. Su obra para chicos fue premiada en Italia, Venezuela y Estados Unidos; en 2021 fue nominada al prestigioso premio Memorial Astrid Lindgren.

Ferrada reside actualmente en Alemania. “Estoy trabajando con Pep Carrió en un libro de relatos breves y en una novela que está en una fase muy inicial, así que no es mucho lo que puedo contar”, agrega. Muy oportunamente, el sello Emecé lanzó semanas atrás en la Argentina su primera novela para adultosKramp, protagonizada por una atípica niña y que ya ha sido traducida a diez idiomas. Publicada en su país en 2017, la novela ganó el Premio del Círculo de Críticos de Arte de Chile, el Premio Mejores Obras Literarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile y el Premio Municipal de Literatura de Santiago. Su segunda novela, El hombre del cartel (2021), obtuvo el Premio del Círculo de Críticos de Arte de Chile. También está protagonizada por un niño.

Fuente: Diario La Nación