Pía Barros, escritora, tallerista y feminista

En el Mes de la Mujer destacamos la figura de la escritora, tallerista y activista feminista, Pía Barros, quien desde sus inicios en la literatura, ha situado a las mujeres como protagonistas de sus obras. 

Estudió Licenciatura en Castellano en la Universidad de Santiago, y desde 1978 se ha dedicado a su gran pasión: dar talleres literarios. Sus talleres Ergo Sum han constituido un amplio experimento político y literario. Durante este verano ofreció 4 talleres, entre ellos una de narrativa erótica. 

A sus 68 años dirige la Editorial Asterión, así como el Proyecto Internacional Basta!, contra la violencia de género.

Su escritura inteligente y sensitiva, rica en recursos y estilos, discurre por el microcuento, la novela (breve, e incluso multimedia) o el libro objeto. En ella encontramos una perspectiva diferente y contraria al canon establecido: hay irreverencia, subversión. Con una mirada incisiva devela el secreto no contado. Son relatos que muestran verdades empáticas de historias de mujeres; cuentos sobre quienes han sufrido la opresión y cuyos derechos han sido vulnerados.

Su más reciente publicación es “Una antología insumisa”, publicada en 2022 por Ediciones USACH, y que reúne 34 relatos extraídos de cinco libros publicados entre 1986 y 2010, que ya no estaban en circulación.

Es autora de los libros Miedos Transitorios (1986), A Horcajadas (1990), El Tono Menor del Deseo (1991), Signos Bajo la Piel (1994), Ropa Usada (2000), Lo que ya nos encontró (2001), Los que sobran (2002), Llamadas perdida (2006), La Grandmother y otros (2007-), El lugar del otro (2010), Las tristes (2015), Hebras (2020), Duele (2021). Sus textos se encuentran publicados en numerosas antologías y sus obras han sido traducidas a varios idiomas. Ha obtenido numerosas distinciones, entre ella el Premio Altazor 2011. Es miembro de SECH (Sociedad de Escritores de Chile), REM (Red de Escritoras de Microficción) y de AUCH! (Autoras Chilenas).

«Puedo ahora desbordarme, diluirme, perderme, como todas. Escribir por placer, deseo y desgarro, desde mi condición de género, cultura y etnia, lo que quiera». Así reivindica Pía su libertad creadora, inseparable de una vida caracterizada por el rechazo de toda dominación y la creación de espacios alternativos. Una escritora que se ha convertido en referente de prestigio indiscutible, tanto por su oficio en las letras, como por su revulsivo político democrático y feminista.