Roser Bru en el Museo Gabriela Mistral de Vicuña

Una selección de sus obras dedicadas a escritores, en diálogo con versos de Mistral, se presenta hasta marzo en este recinto de la Dibam. 

Ha retratado una y otra vez a poetas y narradores, a lo largo de medio siglo. Roser Bru suele inscribir en sus lienzos, además, frases importantes del autor que está plasmando, o de otro que potencie su mensaje. Por ejemplo, una obra suya, de 2013, es un retrato a lápiz de Miguel Hernández, ese maravilloso poeta español que murió en las cárceles de Franco. Bajo su nota de defunción, ella reproduce una cita de Roland Barthes, que simboliza su propia misión ante todos estos escritores: «Toda fotografía es un certificado de presencia, tiene algo que ver con la resurrección». Lo que hace esta mujer, pronta a cumplir 94 años y según ella «en la etapa de la premuerte», es convocar a estos literatos cuyos escritos la han acompañado de por vida, para que sigan presentes en su obra, con ella, por siempre.

Hasta el 1 de marzo, una selección de 22 de estas obras, creadas desde mediados de los 70 hasta 2014, y donde cita a los autores de sus obsesiones literarias -Gabriela Mistral, Pablo Neruda, César Vallejo, Franz Kafka, Ana Frank, entre otros-, se presenta en el Museo Gabriela Mistral de Vicuña. «La exposición ‘Roser Bru: pintura poética’ destaca las relaciones entre los imaginarios visual y literario de la premio Nacional de Arte 2015, donde la figura de Gabriela Mistral es un referente importante, que representa muchas veces», sostiene María José Bunster, curadora de la muestra. Esta, agrega, fue concebida especialmente para este museo, favoreciendo la descentralización de la cultura.

A Roser Bru también la marcó la Guerra Civil Española. Escapó en el barco fletado por Pablo Neruda, el «Winnipeg», cuando era apenas una niña, desde su Cataluña natal, en 1939.

«La vida en Chile de Roser y su familia se debió, en gran medida, a un poeta. Esta exposición está dedicada a un aspecto particular de su pintura y de su obra gráfica: aquel donde se hacen presentes sus muchas lecturas», precisa Adriana Valdés, autora de los textos de la muestra y amiga de la artista, a quien califica como «una lectora excepcional, sensible, refinada, ecléctica».

Ricardo Brodsky, quien asumió la dirección del museo en agosto, tras su salida del Museo de la Memoria, señala que esperan 45 mil visitas. «El Museo Gabriela Mistral de Vicuña es el tercero más visitado, de los regionales de Dibam», afirma y subraya que es el único museo literario de la entidad, y cuenta con una vasta biblioteca.

«El libro ‘Poema de Chile’ de Gabriela Mistral, es poco conocido, y muestra su relación con su país. Nuestra intención es desarrollar una gran muestra que se inaugure aquí e itinere a las ciudades donde ella vivió, a otros museos de la Dibam y al extranjero», concluye.

Comparte este evento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email