Tania Bruguera, artista y activista cubana

Tania Bruguera en Chile

Reproducción integra del artículo: “Trabajo las imágenes por la libertad de Cuba” de Cecilia Valdés, publicado Diario El Mercurio, 23 de junio de 2023.

En el auditorio de Arquitectura y Arte de la Universidad Diego Portales, y ante un público expectante, estuvo la premiada artista y activista cubana Tania Bruguera (1968). Ahí abordó la gran pregunta: “Para qué sirve el arte”, durante una reveladora conferencia.

“El arte es esencial para crear accesos posibles. Visibiliza. Ayuda también a procesar lo que uno siente… Yo trabajo las imágenes por la libertad en Cuba”, señaló ante una audiencia que seguía en silencio y con admiración a esta figura de acciones temerarias y de profunda lucidez y sensibilidad.

Invitada a Chile por el Museo de la Solidaridad Salvador Allende –que dirige Claudia Zaldívar-para hacer una residencia y exposición en septiembre próximo con motivo de los 50 años del golpe de Estado, Tania Bruguera afirmó que su mayor interés “es dar a conocer la realidad de mi país y lo que está sucediendo”. “A nosotros los cubanos nos es muy difícil hablar, porque no nos acompañan, no hay apoyo… Y tenemos una situación de terror en Cuba en la actualidad… Le pedimos, ahora, a la izquierda, que nos ayude, porque la derecha está”, respondió ante una pregunta del público.

Y explicó: “La estética de mi trabajo –arte y activismo-está dictada por una ética, la que partió por crear una escuela alternativa para poder hacer arte en La Habana; otra etapa de mi evolución fue ‘el arte para prevenir’. Pero ahora vivo como si estuvieran en marcha los cambios necesarios”, los que solo percibe posible –ante la pregunta de uno de los asistentes-“con el fin de ese régimen, de esta dictadura”. La artista proyectó en la conferencia estremecedores videos sobre represalias contra la disidencia y artistas independientes; filmaciones de detención de creadores y contra el movimiento artístico, social y político “San Isidro” en Cuba. También la imagen de una larga fila de militares bajo su departamento, vigilándola, cuando “fui detenida”, la última vez, en La Habana.

PERSECUCIÓN AL ARTE

Tania Bruguera (1968, hija de un alto personero del régimen castrista) dijo estar “actualmente desterrada” de Cuba, y se sabe que pasa temporadas en Berlín.

Fundó el Instituto de Artivismo Hannah Arendt, en La Habana, e impulsó lo que llamó “el Arte de la conducta”. Sus performances e instalaciones visibilizan la lucha por la libertad en su país, especialmente en el mundo creativo e intelectual, y hablan de la represión en la isla.

Obras suyas han sido replicadas y expuestas en museos como el MoMA, de Nueva York; la Tate Modern en Londres, que ha exhibido interpeladores y asombrosos trabajos interactivos suyos en la sala central de las Turbinas, y también ha sido protagonista en la Bienal de Arte de Venecia.

El año pasado, comentó, “fui invitada a la Documenta de Kassel, con los artistas prohibidos en Cuba”. Entre sus distinciones internacionales sobresale el Premio Velázquez, de España, en 2019, que destacó “su activismo performativo riguroso, atento a las dinámicas sociopolíticas”. Ella dedicó el premio “al arte independiente en Cuba y a la libertad de expresión y de los presos políticos”. En sus obras que involucran el cuerpo y el intelecto, la autora recrea, por ejemplo, túneles que conducen a personas detenidas; performances en que pide hablar al público con lo que sueñan.

En la conferencia en la UDP denunció que “tenemos vigente un nuevo Código Penal con 25 causas para la pena de muerte, que pueden ser desde los motivos más nimios, como el que un pariente envíe una pequeña ayuda monetaria… “. Y agregó con tristeza, mostrando fotos: “Hay decenas de niños y jóvenes en la cárcel sin motivos reales… “. Habló del nuevo método creativo del régimen: “Imaginarse que un determinado artista hará una obra que debe ser censurada y se adelantan en tomar represalias por algo inexistente”. También afirmó que el gobierno tiene asociación con algunas determinadas galerías para blanquear su imagen, “pero todo ello se invisibiliza. El régimen posee unos tentáculos enormes en el exterior.