Wilhelmina Holladay: la pionera en la difusión de las mujeres en las artes

El 10 de octubre estuvo de natalicio la fundadora del National Museum of Women in the Arts, Wilhelmina Holladay. Conocida por sus amigos como Billie, tuvo como misión de vida introducir y visibilizar a las mujeres en la historia del arte.

“Si la gente no cree que las mujeres pueden ser grandes artistas, simplemente se lo demostraremos. Una imagen vale más que mil palabras y el museo debería albergar cientos de ellas”, fue una de sus frases.

En 1944, Holladay se graduó en historia del arte en el Elmira College. Durante la II Guerra Mundial trabajó para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y para la embajada de China como secretaria social de Soong Mei-ling. En este cargo conoció a quien sería su esposo, el arquitecto y desarrollador inmobiliario, Wallace Holladay.

Wilhelmina continúo sus estudios de arte en la Universidad de Cornell y en la Universidad de París hasta 1954. En la década de los setenta viajó junto a su pareja a Europa a visitar el Museo Kunsthistorisches de Viena y el Museo del Prado en Madrid. En ambas visitas quedaron deslumbrados por las obras de la pintora flamenca, Clara Peeters.

Cuando volvieron a su hogar, descubrieron que no existía ninguna mención sobre Peeters en los grandes libros de historia del arte. “Si Peeters era suficiente para colgar en dos de los museos más grandes del mundo, ¿cómo es que no sabíamos de ella?”, escribió Holladay en sus memorias, “A Museum of Their Own” (2008).

A partir de ese momento comenzaron a adquirir obras llegando a 500 provenientes de 150 pintoras y escultoras. “Cuadro a cuadro, artista a artista, nos propusimos localizar a grandes mujeres artistas que habían sido olvidadas o ignoradas”, dijo en su momento al Chicago Tribune. Sus esfuerzos dieron como resultado la colección permanente del National Museum of Women in the Arts, el museo que ella y su marido inauguraron en Washington, en 1987.

Cuando se encontraba consiguiendo fondos para el museo les preguntaba a los asistentes si podían nombrar a cinco mujeres artistas desde el Renacimiento. Nadie llegaba a las cinco.

Durante casi cuarenta años, Holladay se encargó de luchar contra la escasa representación de mujeres artistas en los museos y galerías del mundo. El NMWA a la fecha posee más de 5.500 obras de mil artistas junto a una red de comités en 15 estados y 10 países, entre ellos el Capítulo Chileno del NMWA.

En 2006, recibió la Medalla Nacional de las Artes a manos del expresidente George W. Bush.